Actualidad

El deporte le salvó la vida de un cáncer muy grave

Mundo

Según las estadísticas, Fey ya debería estar muerta. En 2016 le diagnosticaron un caso de cáncer muy grave. No quería darse por vencida. Siguió entrenando, caminando y trotando. Un año después, milagrosamente, el cáncer desapareció.

Comentar/Ver Comentarios