Descubrimientos

Egipto hace grandes descubrimientos en la necrópolis de Saqqara

  • Los arqueólogos encontraron reliquias con hasta 3,000 años de antigüedad
Egipto
Egipto descubre reliquias en la necrópolis de Saqqara. (Facebook / Dr. Zahi Hawass)

Las autoridades de Egipto anunciaron durante la mañana de este sábado “grandes descubrimientos” en Saqqara, antigua necrópolis de Menfis, ubicada al sur de El Cairo, informó AFP, citando al Ministerio de Turismo y Antigüedades del país.

El famoso egiptólogo Zahi Hawass, quien dirigió las excavaciones, detalló en un comunicado el hallazgo del templo funerario de la reina Naert, esposa del rey Teti, quien gobernó entre el año 2322 al 2313 a. C., y fue el primer faraón de la dinastía VI de Egipto durante el imperio Antiguo.

En el comunicado se indicó que "estos descubrimientos reescribirán la historia de esta región, especialmente la de las dinastías XVII y XIX del Nuevo Imperio, durante las que el faraón Teti era idolatrado, y los ciudadanos de esa época eran enterrados alrededor de su pirámide".

Uno de los hallazgos más importantes de los arqueólogos fue un ostentoso santuario de adobe, que cuenta con una profundidad de 24 metros, sin llegar a una cámara funeraria y que también se remonta al Imperio Nuevo. Hawass explicó que su excavación todavía está en marcha, pues en su opinión, este pozo no ha sido saqueado.

Este descubrimiento permitió confirmar la existencia de talleres de momificación y a su vez, de lugares que produjeron féretros, que eran comprados por residentes locales de la época.

Además, se excavaron 52 pozos, en los que encontraron cientos de sarcófagos de madera, que datan del Imperio Nuevo (1550 – 1070 a. C.) a profundidades que oscilaban entre 10 y 12 metros. De acuerdo a Hawass, "Esta es la primera vez que se encuentran en la región de Saqqara ataúdes que datan de hace 3.000 años".

Al sureste del monumento se descubrieron tres almacenes de adobe, construidos para guardar las provisiones y ofrendas que fueron utilizadas en la tumba de la reina.

Otro gran hallazgo fue un papiro de 4 metros de largo en el que se encuentran los textos del capítulo 17 del Libro de los muertos, que "ayudaba al difunto a transitar por el viaje al otro mundo".

Comentar/Ver Comentarios