Viajes

Viajes sin destino: una emocionante experiencia de altura

  • Esta modalidad de viajes arrancó en República Dominicana, lo que nos hace el primer destino de Latinoamérica en ofrecerla
Santo Domingo

Sin maletas, sin pasaporte y sin visa a tomar un vuelo con destino a ningún lado. Así inició la mañana del sábado, 16 de enero, para un grupo de representantes de medios de comunicación local, influencers de viajes y decenas de personas que se dieron cita en el Aeropuerto Internacional de Las Américas con la intención de conocer de qué se trata la novedad que aterriza en República Dominicana de la mano de la plataforma de vacaciones vaca.do: los viajes sin destino.

También conocida como ‘Flight to nowhere’, esta modalidad de viajes se lleva a cabo desde hace algunos meses en países como Japón, Taiwán y Australia, pero hasta el momento no se realizaba en Latinoamérica. La misma responde a la necesidad de ofrecer una alternativa de ocio en medio de la difícil situación que ha traído como consecuencia la pandemia del COVID-19.

¿Cómo es viajar sin destino?
Viajes sin destino: una emocionante experiencia de altura

Todo inició con la llegada al aeropuerto. Como parte de los protocolos de seguridad, someternos a la toma de temperatura y lavado de manos con alcohol en gel es la regla. Seguido, nos dirigimos al mostrador asignado para hacer check-in. Allí, en lugar de pasaporte, presentamos cédula para completar el proceso de identificación y recibir el ticket de avión.

Tal y como pasa en los vuelos internacionales, debimos cumplir con los trámites de migración y aduaneros. Una vez en la sala de embarque, toca esperar hasta que hagan el llamado para abordar y vivir una experiencia a otro nivel, literalmente. Entre conversaciones de quienes compartían su emoción por montarse por primera vez en un avión y las anécdotas en los aires de los viajeros asiduos, el tiempo de espera se hizo corto y ya era hora de subir a bordo.

Luego de trasladarnos en bus hasta donde nos esperaba el avión, empezamos a embarcar a través de una escalera de acceso. Y claro, podrán imaginarse que no desaprovechamos la oportunidad para tomarnos fotos, muy al estilo de las celebrities, abordando el avión; un Airbus A321 con capacidad para 220 personas.

Viajes sin destino: una emocionante experiencia de altura

Ya sentados, con cinturones abrochados y tras la demostración de seguridad a bordo, el avión empezó a correr por la pista. Unos minutos después se prepara para el despegue; con él vinieron gritos de emoción y aplausos de todos los pasajeros, a modo de celebrar el primer viaje sin destino realizado en República Dominicana y toda Latinoamérica.

Una vez en el aire, a 25,000 pies de altura, la espectacular vista hizo justicia al gran tesoro que tenemos como país. A los pocos minutos de vuelo, las montañas que se perdían entre las nubes nos anunciaban que estábamos en Constanza. Pero en cuestión de instantes ya nos encontrábamos en Samaná, que desde los cielos lucía como un pedacito de paraíso que colinda con aguas cristalinas.

Poco menos de una hora después de estar en los cielos sobrevolando el territorio local, era tiempo de regresar a nuestro punto de origen. Un aterrizaje tranquilo, en el que no podían faltar los aplausos, cerró con broche de oro la mágica experiencia que supone apreciar desde arriba las bellezas naturales de nuestro país.

Viajes sin destino: una emocionante experiencia de altura
Datos del viaje

Embarque y desembarque: Aeropuerto Internacional de Las Américas.

Tiempo de duración: una hora.

Promotor: Vaca.do.

Aerolínea: Sky High.

Costo: 125 dólares.

Fotos y video: Marvin del Cid

Comentar/Ver Comentarios