2,000 millones de dólares

República Dominicana

Adam Boehler, Director ejecutivo de la Corporación Financiera para el Desarrollo Internacional, vino con una línea de crédito de 2,000 millones de dólares debajo del brazo. Nada mal en tiempos de sequía de producción de divisas.

Los préstamos, que se canalizan al sector privado, están sujetos a algunas condiciones interesantes que Boehler explicó. En primer lugar, llegan en este momento porque Estados Unidos está muy satisfecho con la disposición del actual gobierno de Luis Abinader para combatir la corrupción y su decisión de abrazar la transparencia. (Quien quiera entender que entienda.)

Además, el programa América Crece, en el que se enmarcan estos tratos, no tiene nada que ver con la ofensiva de la diplomacia china en América Latina porque “Estados Unidos no reacciona, actúa”. Por si acaso, no quiere un “neocolonialismo que implique la pérdida de la soberanía de los países en desarrollo”. El ejemplo que puso es claro: el gobierno de Sri Lanka arrendó el puerto de Hambantota a China por un periodo de 99 años a cambio de 1.100 millones de dólares.

Un ejemplo que es además aviso, ya que entre los proyectos que se están ya considerando, el puerto de Manzanillo va encaminado. ¿Más? Pase lo que pase en las elecciones de noviembre, el acuerdo sigue su marcha porque estas cosas, recalca Boehler no dependen del color del partido en su gobierno. Los fondos que este programa destinará a Haití sí tendrán que esperar a que se aclare el panorama electoral en ese país.

Energía, infraestructura, micro empresas preferiblemente impulsadas por mujeres... son algunos de los sectores que se beneficiarán. La idea es que el dinero llegue pronto.

Comentar/Ver Comentarios