Actualidad

Un adiós a don Adriano desde la redacción de Diario Libre

  • Mensajes de su personal ante su fallecimiento este miércoles 2 de diciembre
República Dominicana

La redacción de Diario Libre, bullosa y alegre por naturaleza, este miércoles se tornó callada, no hubo risas ni chistes, solo el sentir de alguien que perdió a un ser querido. No era para menos, pues quien por 16 años fue su director falleció.

La muerte de don Adriano Miguel Tejada fue motivo de lágrimas, abrazos solidarios y lamentos de un personal que siente su partida y que en medio del dolor se unió para dar lo mejor de sí en una edición especial para rendirle tributo.

Con lágrimas y palabras entrecortadas Inés Aizpún, directora, anunció que la sala de redacción de Diario Libre llevará su nombre. Una propuesta que hace semanas presentó el periodista Henry Hidalgo y que se haría realidad el 10 de mayo del próximo año 2021, en el 20 aniversario de la fundación de Diario Libre, con don Adriano como invitado especial.

“Hoy se vale llorar todo lo que quieran. Todos sabemos la relación personal que teníamos de uno a uno con “el dire” y el trabajo que hizo por el periódico en estos 16 años” , expresó Inés, con ojos llorosos. La redacción lloró, guardó un minuto de silencio y se levantó a trabajar en su honor.

Ante su partida, sus compañeros le dan el último adiós con breves mensajes que reflejan el sentir de su partida.

“Este miércoles 2 de diciembre, justo cuando don Adriano estaría de cumpleaños, su redacción de muchos años amaneció triste y compungida. Se nos fue don Adriano. En lo que a mí respecta, elevo mi agradecimiento a Dios, por haberme dado la oportunidad de compartir con un director como él, con un ser humano extraordinario que traspasaba la barrera del jefe del periódico que hasta hace poco tuvo bajo su responsabilidad. Lo extrañaré, como sé lo harán todos mis compañeros de trabajo; pues, aunque ya no estaba en la cotidianidad de la redacción, se mantenía muy atento a contestar como siempre todas las inquietudes y a ofrecer sus más sabios consejos. Hasta luego, don Adriano, vaya con esa misma misión al cielo, que aquí le recordaremos con su eterna sonrisa y afabilidad”, fueron las palabras de Rossanna Figueroa, jefa de redacción de Profundidad.

“Se nos ha ido uno de los grandes hombres de la sociedad dominicana. Una de las mejores plumas del periodismo, uno de los mejores juristas de este país y un gran historiador. Se nos ha ido don Adriano Miguel Tejada, hombre afable, solidario, sencillo, cercano, el maestro, preocupado por las mejores causas y con gran sentido de lo humano. Siempre lo recordaremos como el gran hombre que fue. El Señor le concederá el descanso eterno”, José María Reyes, jefe de Redacción del impreso.

“Una brújula para todos nosotros. Un hombre que soñaba con un país de instituciones fuertes y de respeto a las leyes. Un buen dominicano. Un hombre sabio. Un maestro”, Omar Santana, jefe de Velocidad.

“De don Adriano recuerdo sobre todo el día en que lo conocí y cómo aquella entrevista de trabajo se convirtió en la primera demostración de confianza que recibí en este país al que apenas llegaba y ni siquiera conocía. Y en adelante fue una relación amable y divertida porque siempre hubo un chiste o una anécdota para cualquier situación. Para nosotros fue un ser humano siempre cercano y cálido que hizo de la redacción un lugar más amable”, Suhelis Tejero, editora de Economía.

“Hoy es un día muy triste para toda la familia de Diario Libre y para quienes conocimos y valoramos a don Adriano Miguel Tejada, exdirector del medio. Hemos perdido a un gran ser humano, a un brillante profesional, a un amigo y compañero de trabajo solidario, que iluminaba las duras jornadas laborales con su sonrisa y sus palabras. Mis condolencias a toda su familia... Paz a su alma”, Emilia Pereyra, correctora y editora.

“Hoy no puedo dejar de ver venir su imagen, sonriendo y caminando rápido hacia mí, para encomendarme la misión de cerrarle el botón del cuello de la camisa. Ese gesto complementaba la figura de buen padre que proyectaba a los que tuvimos el honor de trabajar con usted. Siempre sin prisa para preguntar: ¿cómo va el tema?, y para recomendar posibles fuentes, para aportar ideas. En esta redacción compartimos por casi 16 años, demasiados días de consejos, de afabilidad y buen trato como para no ver en usted esa figura paternal. Así lo estimé y así le seguiré recordando. Gracias por la distinción. El dolor es mucho, pero sé que la tierra le será leve. Paz eterna, director”, Tania Molina, redactora senior.

Respeto, cariño y admiración

“Don Adriano me abrió las puertas hace 13 años para entrar a Diario Libre como una joven estudiante de una maestría en periodismo patrocinada por la Fundación Diario Libre. En todos estos años apoyó mi desarrollo profesional y los retos que el ejercicio periodístico presenta en el camino. Siempre lo recordaré con mucho cariño”, Mariela Mejía, redactora senior.

“Gracias maestro, que la luz celestial lo guíe hasta la morada eterna. Le recordaré siempre por su humanismo y gran sentido del humor”, Adalberto de la Rosa, periodista.

“Don Adriano fue más que un jefe, fue un consejero, respetuoso de las ideas y pensamiento de las personas que le rodeaban, principalmente con los periodistas del área de redacción de Diario Libre. Fue un intelectual que, a pesar de su nivel, se mantenía cerca de sus colegas y siempre manteniendo las puertas abiertas para escucharte y orientarte sobre lo tratado. Con la partida de don Adriano, el periodismo pierde una importante columna”, Joaquín Caraballo, periodista.

“Don Adriano siempre me recibió con una sonrisa, desde el primer día. Los pocos meses que compartí con él me pareció un señor de trato afable, cariñoso y jocoso. Siempre le recordaré. Sé que nuestro Señor lo recibirá con los brazos abiertos”, Karen Veras Pérez, periodista.

“Lo conocí por poco más de un año, pero fue tiempo suficiente para entender la razón por la que se le consideraba un referente del periodismo dominicano. No creo que haya trabajado junto a alguien más versátil que don Adriano, no importaba si había cámaras, un micrófono o teclado frente a él, simplemente brillaba. Quizás era su manera de ser, de enfrentar la vida, de relacionarse con los demás. Un hombre afable, respetuoso, con un gran sentido del humor y extrañamente abierto a los comentarios, críticas y recomendaciones. Alguien que sabía escuchar a pesar de todo lo que tenía para decir, para enseñar. Duele su partida, su familia merecía tenerlo por muchísimos años más, se le extrañará”, Nelson Pulido, editor de Video.

“Hay personas que no necesitas conocer desde hace mucho tiempo para admirarlas. Definitivamente don Adriano era una de esas. No existe mejor ejemplo de cordialidad, amabilidad, periodismo, temple e integridad que este digno representante de Moca. Sin duda alguna, miles nacionales y extranjeros, sienten el pesar de la perdida de este gran hombre”, Alondra Arias, editora de Redes.

“Es una gran pena tener que decirle adiós a don Adriano, un ser excepcional que se destacó por brindar sus conocimientos a los demás. Las palabras no alcanzan para expresar la tristeza que su partida deja en nuestros corazones. Más que un jefe fue un líder que nos motivó y orientó para que pudiéramos desarrollar nuestras potencialidades y habilidades, lo cual nos permitió crecer en el ámbito profesional. Al cielo le hacía falta un gran periodista que hoy deja una gran huella en la sociedad y un sinnúmero de enseñanzas”, Alexa Olivero, periodista.

Una tristeza generalizada

“Con don Adriano aprendí lo que es la grandeza humana en una persona. Era cercano, amable, comprensivo, alegre, amante de la historia y las anécdotas. El señor Adriano era un gran director, pero sobre todo era un amigo para todos en cualquier momento. Agradezco a Dios haberlo conocido y le pido que lo reciba en su morada. Mis condolencias para su familia”, Sandra Guzmán, periodista.

“Murió́ Don Adriano Miguel Tejada, director en retiro de Diario Libre. Gran ser humano, extraordinario periodista al que tuve la dicha de conocer. Cercano, respetuoso. Abrazo a la familia. Paz a su alma. Un día muy gris para todos”, Severo Rivera, periodista.

“Un pilar de la comunicación. Excelente profesional y mejor ser humano con el que tuve la dicha de trabajar. Un trato exquisito siempre, donde el buen humor era una constante, hasta en sus correcciones. ¡Hasta siempre!”, Jeury Frías Belén, periodista.

“Conocí a don Adriano cuando entré a la empresa para trabajar en los canales de TV hace 15 años y luego a trabajar bajo su dirección en la redacción hace 8. Aprendí mucho de él, siempre con la puerta abierta y cuando tenía una duda sobre cualquier tema, si no sabía la respuesta me orientaba donde buscar. Cuando anunció su retirada, el último día que estuvo en esta redacción, fui a su oficina a agradecerle personalmente por su apoyo incondicional y ayudarme a crecer profesionalmente. Sonrió y me dijo: “Sal de aquí que yo no soy bueno para esto”, con los ojos vidriosos por las lágrimas. “Don Adriano, yo tampoco soy bueno para esto... hasta siempre”, Marvin del Cid, periodista.

“Don Adriano respetó, valoró y motivó mi trabajo. Sus orientaciones, receptividad y consejos hicieron que me destacara en el periodismo judicial”, Hogla Enecia, periodista.

“Don Adriano fue un profesional excepcional y un líder. Un profesor, de quien todos aprendimos en la redacción de Diario Libre, pero sobre todas las cosas, fue un gran ser humano, dispuesto a escuchar, a dar un consejo, y a hacer un chiste para levantar el ánimo en la redacción. Por eso creo que su partida será sólo física, sus recuerdos quedarán por siempre en cada uno de nosotros, los periodistas que colaboramos con él en esta sala de redacción”, Wander Santana, periodista.

“Todas las despedidas son tristes, pero son más dolorosas cuando se tiene que despedir a alguien al que uno tiene tanto que agradecer por haberle dispensado un trato distinguido y respetuoso cuyo valor es incalculable y permanece por siempre en la memoria. Adiós don Adriano, que Dios le recompense con un buen lugar el legado dejado en su paso por este mundo”, Ramón Rodríguez, periodista.

“El periodismo dominicano está de luto con la partida de Don Adriano de esta tierra, pero los que tuvimos la dicha de conocerlo nos quedamos con esas anécdotas, con sus escritos y las pequeñas conversaciones de pasillo. Fue corto el tiempo que pude compartir, pero grandes las enseñanzas que dejó para todos. Sus “Ante Meridiano” quedaran plasmados para siempre entre todos los que los leímos, que en paz descanse y Dios le de fuerza y resignación a sus familiares”, Ycell Suero, periodista.

“Mi querido y entrañable jefe: Nunca pensé escribirle estas tristes líneas pero sólo Dios sabe el final de nuestros días. Fue un honor haber sido su secre por muchos años. Gracias por sus muchas enseñanzas, por su trato afable y por su siempre sonrisa mañanera, tal como le comenté el último día de su visita. Siempre estará en mi corazón!!! Dios lo tenga en su santa Gloria!!!”, Mercedes Peralta, su asistente.

Tus compañeros de siempre

Wilder Páez, periodista, sección Política

“Recuerdo que, antes de retirarse de Diario Libre, (20 de octubre 2020), pasamos de la redacción a su oficina, pues yo tenía que recoger las informaciones de uno de sus invitados del día. En el trayecto había que cruzar dos puertas, y las dos me las abrió. Así era don Adriano Miguel Tejada, un hombre que enseñaba con su cordialidad y buenas acciones. ¡En paz descanses, extraordinario ser humano!”

Beatriz Bienzobas

“La primera palabra que viene a mi mente cuando pienso en don Adriano es agradecimiento, primero por abrirme las puertas de lo que se ha convertido en mi segunda familia, pero también por su confianza al emprender el proyecto de Estilos, por sus acertados consejos en los momentos de duda, por sus chistes para relajarme cuando menos los esperaba y por haber tenido el privilegio de contar con su guía en la aventura del periodismo”.

Argénida Romero, reportera y editora de contenido.

“Siempre caballero y de buenas maneras para reconocer valores y talentos, para corregir y confrontar ideas. Agradecimiento tributo a la memoria de don Adriano Tejada, de quien recibí grandes enseñanzas desde su profesionalidad y su humanidad”.

Daniela Pujols Minyetty, periodista sección Revista.

“Una pena me embarga con la partida de don Adriano. Guardo sus orientaciones, disposición de enseñar, buen trato, sentido del humor, siempre conversador y alegre. Un gran periodista e intelectual. Y como olvidar sus anécdotas y cuando nos decía a los periodistas de Revista: - ¿Qué se mueve hoy en la farándula? - en medio de la risa. En paz descanse y condolencias a sus familiares”.

Nathanael Pérez Neró, subeditor de Deportes

“El país pierde uno de esos escasos activos que cuesta mucho desarrollar, de esos que los grandes mercados ‘roban’ al mundo en desarrollo en el fenómeno llamado brain drain o fuga de cerebros que impactan de manera positiva por cada rincón que tocan. Don Adriano, ‘El Dire’ para los periodistas que trabajamos con él, fue un fuera de serie. Mi padre periodístico, una persona siempre abierta a responder cualquier curiosidad, a escuchar, a innovar, hacía un equilibrio perfecto entre el pasado y el futuro para ajustarlo al presente. La gran sospecha de un fuera de serie que yo tenía de él la confirmaba al ver compañeros con más experiencia integrarse y quedar impresionado con el paquete completo y lo accesible que era. Lo que en béisbol llamamos, unas cinco herramientas. Dios me regaló 19 años trabajando con un dominicano especial”.

Carlos Sánchez, periodista, Deportes

“El periodismo se llena de tristeza al perder a uno de sus exponentes más alegre y celoso de una profesión que sugiere tales virtudes. Eso lo llevó a otros escenarios del conocimiento, sin nunca abandonar su humildad. Su entrega a esta carrera es más que evidente, una enseñanza que deja en sus compañeros que aquí deja. Su alegría eterna siempre estará entre nosotros y el deseo de ser mejor, por igual. Dios lo acoja en su santo seno”.

Cristian Natanael Cabrera, periodista

“Cuando llegué a Diario Libre el 10 de agosto de 2015 fue la primera vez que tuve contacto directo con él, Don Adriano. Fue en esa breve entrevista, en la que hablamos de aspectos que en realidad no tenían nada que ver con lo que sería mi trabajo aquí, sino de mis aspiraciones futuras, que me habló de las referencias que tenía de mí, y recuerdo que para entonces le hablé de mi pasión por la radio y mi experiencia en una emisora comunitaria de los CTC. Su trato fue siempre el mismo, incluso cuando tenía que llamar la atención, no avasallaba a sus subalternos, los trataba como sus iguales, era un periodista más del grupo que integraba la redacción. Creo que al igual que yo muchos tenían en él un amigo y una fuente de consulta de los más variados temas. Tengo razones de sobra para nunca olvidar su trato para conmigo y su condescendencia. Gracias por sus enseñanzas, sus anécdotas y consejos”. ¡Hasta luego Dire!

Ximena Lecona, jefa de Diseño

“No puedo imaginar lo difícil que puede ser este momento para todas las personas que conocieron durante tantos años a Don Adriano Miguel Tejada, he visto todas las muestras de cariño y solo puedo pensar en todas las enseñanzas que nos deja, la muerte se ha llevado su cuerpo, pero su alma vive eternamente en nuestros corazones”.

Henry Hidalgo, editor de redes.

“Se me ha hecho muy difícil comprender esto. Don Adriano fue un ser humano que transitó por esta vida dejándome grandes enseñanzas. A lo largo de más de 17 años me dispensó un trato exquisito, propio de caballeros. Extrañaré hasta el infinito nuestras conversaciones sobre historia y su extraordinario sentido del humor. Gracias por tanto, maestro”.

María Isabel Hiraldo, periodista Web

“El año y medio que tengo laborando para el Diario Libre, fue suficiente para conocer en profundidad las grandes cualidades que adornaban a don Adriano Miguel Tejada. La humildad, don de gente, simpatía, buen humor y sabiduría que poseía, dejará en cada una de las personas que tuvimos el privilegio de conocerlo, una marca importante en nuestros corazones escrita con tinta indeleble”,

Miguel Cruz Tejada, corresponsal en NY

“Más que el dolor, puedo asegurar que hoy, 2 de diciembre 2020, es uno de los días más devastadores para mí, con el corazón virtualmente roto y el alma compungida por la muerte de mi compueblano y mi exdirector de Diario Libre, Adriano Miguel Tejada, a quien en Moca todos lo llamamos por su apodo de “Linche”.

Yulissa Álvarez, periodista

“A pesar de la mascarilla, lo primero que recibí de don Adriano fue una sonrisa y palabras de apoyo en mi primer día de trabajo. Verlo entrar en redacción y conversar con todo mundo me hacía olvidar en muchas ocasiones que se trataba de una persona mayor, pues su forma de ser era única y escucharlo reír llenaba todos los espacios. Su sonrisa quedará grabada en mi mente para siempre y sus AM son un aprendizaje para mí, día a día”.

Estará siempre en nuestros corazones

“En el poco tiempo que lo conocí me hizo replantearme el significado de la palabra grandeza. Era el no1 del diario pero cuando te hablaba te hacía sentir como su igual. Lo recordaré alegre con su característico sentido del humor, descanse en paz Don Adriano”, Juan Manuel Díaz, analista de Desarrollo de Audiencias Digitales.

“Recuerdo cuando nuestro director, Adriano Miguel Tejada anunció su retiro. Mientras paseaba por la redacción, le pregunté, ¿Por qué se retiraba en vida, a diferencia de algunos directores de otros medios? Me respondió “Quiero dedicarle tiempo a mi familia, mis nietos, escribir un libro sobre Moca, irme de viaje, por ejemplo, no he ido a Australia, quiero hacer un viaje allá”, Luis José Melgen, periodista.

“La imagen que me queda de él es la de un jefe que no cabe en ninguna clase de molde, porque era un ‘compinche’ que compartía chistes y memes, un maestro que señalaba la mejor manera de titular una nota o el cazador de la última noticia sobre un acontecimiento del que todo el mundo estaba pendiente y el erudito que cuando hablaba de un tema lo hacía con la solidez de quien sabe lo que dice. Extrañaremos su bonhomía, su sonrisa permanente, sus bromas, la picardía y el desparpajo con el que remataba sus interpretaciones de la realidad. Hasta siempre, director”, Santiago Almada, jefe de Edición.

“Este 2 de diciembre de seguro nunca lo olvidaremos. Es una noticia muy difícil de asimilar. Precisamente, cuando Don Adriano decide retirarse para disfrutar de su familia y descansar, nos sorprende la triste noticia de su partida. Gracias Don Adriano. Gracias del alma por todos los aprendizajes que nos deja. Por su trato respetuoso y afable. Qué pena que quizás no pudimos expresarle cuán importante ha sido para muchas generaciones de periodistas que hemos tenido la dicha de trabajar a su lado”, Yamalie Rosario, periodista.

“Don Adriano nos contagiaba su alegría y simpatía hacia los demás. Hoy le decimos adiós a un gran ser humano, al cual estaré eternamente agradecido. Paz a su alma y resignación para su familia y seres queridos”, Osiades Mora Ortiz, diseñador.

“Como un diminutivo cariñoso de mi apellido, siempre me llamaba ‘Char’, en sus acostumbradas entradas a la redacción de Diario Libre para decirme algo relacionado con el contenido del periódico; preguntarme mi opinión sobre el tema principal de la portada, cuando me tocaba el cierre; decirme uno de sus acostumbrados chistes o saber en determinados momentos sobre mi salud o la de uno de los integrantes de mi familia.

A don Adriano le agradezco que sin conocerme personalmente dio el visto bueno hace casi 13 años para mi ingreso como redactor de este medio y la confianza depositada en mí para desempeñar varias funciones en este tiempo, desde redactor de ciudad, cubrir la fuente del Palacio Nacional, editor de Diario Libre Metro, entre otras. Siempre lo recordaré como un director humilde, sencillo, preocupado por la calidad del trabajo y con una gran empatía con el personal. En fin, faltarían palabras para definirlo en medio del dolor de su lamentable partida”, Bienvenido Scharboy, periodista.

“Don Adriano, hoy que ya no estás aquí todos escribimos y hablamos de ti. También lo hacíamos cuando aún estabas con nosotros en este plano terrenal. Solíamos destacar aquellas cosas que todo el que te conocía, percibía. Aquel don de gente, caballero, respetuoso y ameno. Sin lugar a dudas el anuncio que hiciste de que dejabas de ser el director de prensa del Grupo Diario Libre, me sorprendió y entristeció a la vez, pero entendí que ya era tiempo de disfrutar y estar tranquilo con la familia, tras una larga carrera e innumerables éxitos y reconocimientos. Hoy te decimos adiós. Hasta siempre Don Adriano, y gracias porque en vida, nos permitió a todos los que somos y hemos sido parte de la redacción, disfrutar de su presencia y anécdotas”, Indiana Beneluz, periodista.

“Siempre nos sentimos privilegiadas por su atención y reconocimiento de nuestro trabajo. Lamentamos su partida y les decimos adiós con el corazón roto”, Altagracia Castillo, Margarita Ramírez y Silvia Sigaran, departamento de Archivo.

“Don Adriano se fue dejando un vacío en mí corazón, mí jefe, amigo, consejero, cómo mi padre por más de 20 años, siempre sonreía y hacia un chiste, siempre lo recordaré”, Andrés Soriano, mensajero.

“Siempre recordaré cuando le llevaba café, me contaba un chiste o me decía, mire esto que me enviaron, salía de su oficina riendo, no sé qué más decir, es tan grande mi tristeza”, Arelis Sierra, Servicios generales.

“Hoy redacté una de las historias más tristes de mi carrera, cada párrafo fue acompañado de lágrimas. Hoy simplemente diré gracias, que mi Dios lo acompañe, siempre estará en nuestros corazones”, Niza Campos, editora Política.

Comentar/Ver Comentarios