Después del bulto, que no haya allante

Lo de CC no es exceso, más bien exageración

El espíritu nunca, pero sí el estilo de Yanalán, una mezcla de FBI y Miami Vice, planea sobre la Procuraduría.

La paráfrasis se da perfecta: el estilo es la Procuraduría y no el hombre, pues no es la primera réplica del ministerio público independiente.

Aunque podría hablarse de modus operandi, pues otras dependencias oficiales actúan de igual manera. Las unidades militares que irían a Haití a rescatar a los dominicanos secuestrados.

Piensa uno, que no sabe de eso, que con el mayor sigilo al frente hubiera sido mejor, pues los plagiadores, enterados por la prensa internacional, tendrán más cuidado.

Lo de la Cámara de Cuentas se reseña como hecho histórico, y sí lo es, como lo nunca antes ocurrido, pero sobre todo por el despliegue.

Se considera exceso, pero más bien exageración, que se necesitaran 23 fiscales y 150 policías para coger presos unos archivos.

Unos papeles tal vez no, sino muchos papeles, ya que debieron cargarse en contenedores, como mercadería sacada de Aduanas.

Esos documentos debieran enviarse después al Archivo General y que se registren como anales de la impunidad en el país.

Después del bulto, que no venga el allante.

Comentar/Ver Comentarios