Sí, que sea reformada, ¡cueste lo que cueste!

Santo Domingo

Todo indica que el presidente Luis Abinader ha iniciado un camino engorroso y peligroso, pero muy necesario para la sociedad dominicana: la transformación de la Policía Nacional, una institución que nunca ha tenido una solvencia moral favorable, porque desde su creación ha estado inmersa en el descrédito.

El mandatario dio el primer paso de una reciente promesa hecha al país, tras un hecho lamentable y que aún duele a todos: el acribillamiento de una joven pareja de esposos, a manos de agentes de la institución llamada a resguardar el orden público y la seguridad de la población.

Hace justo una semana que Abinader prometió que iniciaría el proceso de transformación de esa institución y la noche de este martes comenzó su implementación, con la creación de una comisión de notables que esperamos aportará las ideas y recomendaciones oportunas para que, de una vez y por todas, se enrumbe a ese organismo de seguridad del Estado por el sendero que ha debido transitar desde su nacimiento.

Para lograr el objetivo, que no es una aspiración sólo del presidente, sino del Estado en su conjunto, estamos seguros de que no será un camino fácil de trillar, debido a las islas de poder y retorcidas mentes que hay en esa institución.

Esto lo sabe y lo reconoce públicamente el mandatario cuando, en un acto de sinceridad ante el pueblo dominicano dijo: “También reconozco que es posible que en este proceso de trasformación encontremos obstáculos y dificultades, y más aun, les quiero advertir que la situación podría empeorar antes, incluso de empezar a mejorar. Nos jugamos mucho y hay muchos intereses en juego”.

Esta sentida expresión impone un elevado grado de compromiso a esas personalidades que se han puesto a disposición de la nación, a sabiendas de que podrían poner en juego sus prestigios personales y profesionales logrados en el tiempo. Sin embargo, alentamos el trabajo y el esfuerzo que desde ya comenzaron a realizar, con el solo hecho de asumir ante el país tan loable compromiso.

Comentar/Ver Comentarios