Vida idílica en las redes

No conozco a nadie que incluya comentarios tristes, aburridos y conflictivos sobre su vida personal y familiar en sus redes sociales, las que se han convertido en una ficticia obra de relaciones perfectas y felices. Comparto la opinión al respecto de la terapeuta Fe María Franco, en el sentido de que si publicaran su verdadera historia de episodios negativos, su cuenta perdería interés y lograría pocos “me gusta”. Refiere la experta que estudios científicos han analizado este fenómeno social que genera obsesión y angustia por encontrar contenido fabuloso que publicar, aunque sea inventado. Como contrapartida, en los que observan estas publicaciones con actos maravillosos, se genera frustración, tristeza y envidia.

Comentar/Ver Comentarios