Odebrecht

Defensa de Víctor Díaz Rúa espera la absolución del caso Odebrecht

  • Establecen que el Ministerio Público no probó su acusación
Santo Domingo
El abogado Miguel Valerio y el imputado Víctor Díaz Rúa. (Archivo / Diario Libre)

Los abogados defensores del exministro de Obras Públicas, Víctor Díaz Rúa, comenzaron su discurso final en el juicio por los sobornos de Odebrecht, alegando que el Ministerio Público no logró probar su acusación, por lo que manifestaron su convicción de que el tribunal dictará la absolución.

Miguel Valerio y Laura Rodríguez, quienes defienden a Díaz Rúa en el juicio de fondo, atacaron las declaraciones de los testigos presentados por el Ministerio Público, diciendo que muchos de los testimonios no fueron objetivos. Entienden que por tal razón no deben ser valorados por el tribunal para dictar su decisión.

La abogada Laura Rodríguez dijo que el testigo Mauricio Dantas Bezerra no es creíble ni fue imparcial, ya que declaró tener un interés concreto en el caso que es “defender los derechos de Odebrecht”.

Citó que ese testigo trabajó con la constructora brasileña a partir de 2008 hasta 2012; pero también en el periodo 2012-2016 y desde 2016-2019.

Caso parecido

Mientras que el abogado Miguel Valerio refirió una sentencia de descargo dictada por la presidenta del Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional, Giselle Méndez, a favor del exdirecto del Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillado (Inapa), Alberto Holguín, quien fue acusado de corrupción por la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca).

El abogado defensor dijo que el caso de Holguín es similar al de Víctor Díaz Rúa, en el sentido de que los contratos en Inapa se asignaron acorde a lo establecido en la ley y que su director no tenía la capacidad de influir para que allegados suyos fueran favorecidos con obras. Dijo que lo mismo ocurrió en el caso de Díaz Rúa.

Acusación de la Pepca

De acuerdo con la acusación de la Pepca, el imputado Víctor Díaz Rúa aumentó de manera exagerada su patrimonio mientras se desempeñó como director ejecutivo del Inapa, en el período 2004-2007 y cuando fue ministro de Obras Públicas entre 2007 y 2012. Supuestamente, en este período firmó, a nombre del Estado, diversos contratos con la constructora brasileña.

También plantean que Díaz Rúa trató de justificar el enriquecimiento ilícito desproporcionado, falseando y omitiendo datos en sus declaraciones juradas de patrimonio, además de incumplir con la Ley 82-79 que rige la materia.

Los representantes de la Procuraduría, precisaron que en la declaración jurada de 2004, Díaz Rúa reportó activos por RD$63,532,898. Mientras que en 2006 aumentó en RD$87,575,748.88, para situarse en RD$151,108,646.88, elevando su patrimonio declarado de manera exorbitante en 2008 a la suma de RD$414,083,066.53.

En un comunicado la Pepca asegura que las pruebas aportadas en el juicio demuestran que, en su primera declaración jurada, cuando registró los RD$63.5 millones, Díaz Rúa detalló todos los bienes que formaban parte de su patrimonio, inversiones en varias compañías, así como en muebles e inmuebles, incluyendo una villa, varios solares y vehículos.

Sin embargo, sigue detallando la Pepca, luego Díaz Rúa obtuvo un aumento patrimonial injustificado que ocultó, omitiendo información en sus declaraciones juradas e incluso sin presentar declaración jurada de patrimonio de cierre en 2012, lo que impidió ver cómo aumentó o disminuyó su patrimonio.

El Ministerio Público asegura que parte de los sobornos a Díaz Rúa se hacían a través del abogado Conrado Pittaluga. Las autoridades calculan que Pittaluga recibió de Odebrecht US$6,629,080 en sobornos destinados a Díaz Rúa.

Comentar/Ver Comentarios