A Fondo

“El próximo año escolar tendremos una tarea muy fuerte: hacer un amplio programa de nivelación”

  • La representante de los profesores del país asegura que es “innegable” que habrá muchos estudiantes rezagados
Santo Domingo
Xiomara Guante, presidenta de la ADP. (Archivo)

Esta historia es parte del especial “Estudiar en pandemia” de Diario Libre.

________

Desde que comenzó la pandemia, los maestros tienen una alta carga laboral que les demanda estar conectados a toda hora por la educación a distancia. Con el inicio de las clases semipresenciales, el reto es nivelar a los alumnos que reciben con lagunas profundas de aprendizaje.

Diario Libre conversó con la presidenta de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), Xiomara Guante, sobre los resultados de la educación a distancia y la experiencia hasta ahora con la semipresencialidad.

—¿Cómo la ADP y sus profesores evalúan el nivel de aprendizaje que están teniendo los estudiantes con la educación a distancia?

Esta situación ha venido a profundizar aún más brechas que ya existían, primero porque hubo un retraso significativo con programas que debieron haber estado muy avanzados y que, cuando nos encontró la pandemia prácticamente en pañales con el tema de la tecnología, no teníamos ningún tipo de insumo para enfrentar esa situación, no estábamos adaptados a trabajar, no teníamos introducida la tecnología como una herramienta desde las aulas. Entonces, evidentemente que el año pasado hubo que comenzar de golpe con todo esto.

Hay estudiantes cuyas familias no tienen la condición económica ni siquiera para tener un solo aparato inteligente en la casa, tampoco tienen condición para comprar internet todos los días. En las familias donde hay más de un estudiante hay una situación, porque tenían dificultad para eso, y hay lugares donde ni llega el internet, y (...) comunidades en este país donde ni siquiera energía eléctrica hay. Entonces, eso evidentemente que generó diferencias entre unos estudiantes y otros.

Hemos detectado que muchos estudiantes no se conectan, de hecho, te puedo decir que hay docentes en lugares que ni siquiera están tan lejos. Aquí, en el mismo Gran Santo Domingo, hay lugares donde se han preparado operativos de maestros y maestras para visitar a los padres de familia, para ver por qué los estudiantes no se conectan a ninguna hora. Tú sabes que en todo este proceso los maestros han tenido que estar conectados siempre, a cualquier hora, porque es una situación de emergencia lo que estamos viviendo. Entonces, han estado que, si el estudiante se puede conectar a las 6 de la tarde -no importa que ya se trabajó con el grupo en la mañana-, pues en la tarde se conecta y se socializa con el maestro. Sin embargo, han tenido que hacer operativos para ir a visitar a las familias, ir de casa en casa para ver qué pasa con esos estudiantes que nunca se conectan.

Habría que esperar a que se inicie el próximo año escolar para ver si esa deserción es momentánea por la situación que estamos atravesando o si realmente será una deserción definitiva. Es una tarea pendiente que tenemos que hacer, esa investigación, inmediatamente se inicie el próximo año escolar.

—¿Han notado ese rezago más en los niños de comunidades vulnerables? ¿Podemos dividirlos en dos grandes grupos: aquellos que tienen las facilidades y sí están estudiando, y aquellos que no por su vulnerabilidad de pobreza económica?

Generalmente los de sectores muy vulnerables son los que se rezagan un poco más. Sin embargo, eso no significa que estudiantes que el maestro sabe que tienen (mejor) condición económica, que pueden comprar el paquete de internet y todo eso, que pueden ver la televisión sin ningún problema, eso no significa que en esa franja también haya algunos, claro está, menos, pero los hay que muestran desinterés por el sistema de la educación a distancia.

—Menciona que muchos carecen de equipos. Sin embargo, desde el 2017 el Gobierno tenía el programa República Digital. El actual Gobierno licitó muchas computadoras y tabletas. Entonces, ¿por qué es que hay tanta deficiencia todavía en equipamiento si el gobierno promueve que se están entregando equipos?

Cuando te digo que hay deficiencias en el equipamiento te hablo de cuando comenzó la pandemia en el año 2020, en marzo, y la verdad está ahí, o sea, aun teniendo República Digital desde hace unos años, hay que decir que -y en esto te lo subrayo, porque a esa época es que me refiero- en marzo del 2020, por no tener nada, nada, en materia de tecnología, tuvimos que, inclusive, concluir el año escolar solo con el 70 por ciento que hasta ese momento se había abordado de manera presencial, porque no había cómo pedir que se hiciera ningún tipo de esfuerzo a distancia, porque, a pesar de tener República Digital, no había un solo dispositivo en manos de un maestro, no había un solo dispositivo en manos de un estudiante. Entonces, tampoco había capacitación en materia tecnológica para nuestros docentes, no había plataformas disponibles para impartir la docencia por esa vía. De manera que hubo que asumir ese 70 por ciento, porque no había cómo hacer una exigencia al sector educativo de que se iba a concluir de qué manera si no se habían propiciado las condiciones.

Ahora, claro está que reconocemos el esfuerzo, porque imagínate, ¿cómo vamos a decir que no?, si se les entregaron los dispositivos en octubre del año 2020 a los maestros y las maestras y de ahí en adelante ha comenzado a entregarle el gobierno dispositivos electrónicos también a los estudiantes. Hay algunas regionales, como la Regional 08 de Santiago, que ha comunicado públicamente -yo no lo he podido confirmar así, ciertamente- que ya entregó a todos los estudiantes un dispositivo electrónico, cosa que saludamos y esperamos que sea extensivo a las demás regionales del país. Nosotros esperamos que finalmente con ese programa se cumpla, pero la verdad es que el año pasado la realidad nos dio en la cara con ese tema.

—Diario Libre encontró niños que tienen las computadoras entregadas por el Ministerio de Educación, pero no tienen internet en la casa. ¿Qué han conversado con el gobierno sobre eso? O sea, les dan el dispositivo, pero entonces falta el internet.

Ese es un tema, el de hacer ese cruce y esa investigación. Cuáles son los estudiantes en cada centro educativo que tienen la disponibilidad, porque ya tienen el aparato, el dispositivo electrónico, y no tienen internet. Porque, sí, claro está que hay que buscar la forma, y eso la ADP lo ha sugerido mucho. Incluso hemos sugerido que se pueden establecer puntos comunes de internet a través del Indotel, donde esos estudiantes que no tienen la facilidad de conectarse en sus hogares, se puedan conectar en lugares públicos. Digamos, donde pueda ir un grupito y, guardando el distanciamiento y guardando las normas que son exigidas ahora por el COVID-19, puedan tener acceso al internet.

—Educa hizo un estudio en febrero y estimó que al menos 20,000 niños habían desertado de la escuela desde que comenzó la pandemia. ¿Creen que ese número ha crecido o podemos tomarlo como referencia?

Probablemente sea un número similar el que haya desertado. De todos modos, lo primero que te quiero decir es que en nuestro país es muy común la deserción escolar. En condiciones normales siempre cada año se registra una deserción escolar, digamos, de alguna manera, una cantidad importante y de manera inexplicable. Entonces, más ahora, cuando hay una situación tan difícil como esta, nos parece que ciertamente habrá deserción. Eso es una tarea que nosotros tenemos para cuando se inicie el próximo año escolar.

Tiene que haber (apoyo) por parte de toda la comunidad educativa -en ese sentido la ADP hará todos los aportes que tenga que hacer- para tratar de recuperar a todos aquellos estudiantes que se hayan retirado de la escuela. Todavía nosotros no podemos definir cómo será la deserción, hay que esperar que concluya el año, y entonces hacer, antes del inicio del próximo, ese levantamiento, esa investigación, para tener unos números ya más acabados, más definitivos, y entonces elaborar todo un plan para que esos estudiantes regresen a la escuela.

Hay que elaborar un plan atractivo. Primero, en la propia investigación tiene que haber alguna forma de determinar cuál ha sido la causa por la que el estudiante ha desertado, para que entonces, ya teniendo esa investigación en mano, podamos elaborar y diseñar el plan para lograr que todos retornen de nuevo a la escuela. Siempre se quedarán, como te digo, hasta en condiciones normales se quedan estudiantes fuera, desertan estudiantes, pero lograr que la deserción sea totalmente mínima.

“El próximo año escolar tendremos una tarea muy fuerte: hacer un amplio programa de nivelación”
Un niño estudia con uno de los cuadernillos confeccionados por el Ministerio de Educación para estudiar a distancia en la pandemia. ( )

—En las escuelas que han comenzado la semipresencialidad, ¿cómo los maestros están viendo que llegan los alumnos a las aulas, en cuanto al nivel de aprendizaje, luego de estar en casa a distancia?

Como siempre -porque siempre pasa eso-, hay estudiantes que aprenden, que se preocupan ellos solos y con ayuda de su familia, avanzan inclusive más que el propio grupo, van siempre delante, eso siempre pasa; y hay otros que se quedan rezagados. Ahora hemos encontrado una mayor cantidad de estudiantes rezagados por lo mismo que estamos hablando (...), porque hay algunos que no se conectaban tampoco porque no les atrae eso, y como no lo tienen como costumbre, no se conectaban aun teniendo las condiciones para hacerlo.

Pero, la verdad es que, ciertamente, han llegado más de lo que llegaban antes rezagados (...) Y nos parece, entonces, que el próximo año escolar tendremos una tarea muy fuerte, y es hacer un amplio programa de nivelación. Digamos que, aunque esto no lo hemos discutido en el seno del Comité Ejecutivo todavía, pero lo que pienso yo, particularmente como maestra que soy, es que lo primero que tenemos que hacer antes de arrancar con los contenidos nuevos de cada grado, es preparar antes un programa de nivelación que permita que todos esos estudiantes que llegaron rezagados y muy rezagados, podamos ponerlos al nivel y luego entonces iniciar.

Es preferible hacer eso y no comenzar sobre lagunas, porque entonces estaríamos profundizando la situación. Vale la pena que no se pueda agotar todo en un año, pero sí que lo que se agote se aproveche al máximo.

—Si la pandemia continúa y todavía para el próximo año escolar no pueden abrir todas las escuelas semipresenciales, sobre todo en el Gran Santo Domingo, ¿cómo pudieran hacer esa nivelación si se mantiene la educación a distancia?

Eso que tú planteas es una probabilidad. Si continuamos con altos niveles, con índices altos (de positividad) en algunos lugares, y no se puede llegar al próximo año escolar en la presencialidad y en la semipresencialidad, entonces habrá que preparar un programa que permita que, aunque sea recibiéndolos una vez por semana o algo así, y también con cuadernillos –eso ayuda, eso aporta- podamos trabajar a esos estudiantes en ese proceso de nivelación, pero eso va a ser indispensable, o mejor dicho imprescindible, hacer esa nivelación obligatoriamente, porque es innegable que habrá muchos estudiantes rezagados en este próximo año escolar.

—¿La situación que me describe es más para el sector público? ¿En el sector privado están un poco mejor? Porque inclusive hay colegios que han dado clases semipresenciales, a pesar de que no está permitido.

En el sector privado hay siempre condiciones distintas, en tanto no en todos los colegios. Pero, en una parte de los colegios privados los estudiantes que asisten son de una condición económica diferente a los que van a la escuela pública, no en todos los colegios, pero en una parte importante de los colegios privados. Sin embargo, habría que hacer una investigación en ese sentido (...) Con situación económica difícil, y si han tenido que estar estudiando desde su casa, ya el proceso no es directo en el aula y un poco escapa el control del proceso al profesorado y a quienes dirigen la escuela.

Sin embargo, aún con esa dificultad, no se puede decir que la educación privada tenga mejores resultados que la educación pública ni aún en esas condiciones, porque cuando se han hecho mediciones en condiciones normales, los resultados de la educación pública superan a los resultados de la educación privada.

—¿Cómo les ha caído a los maestros que estaban dando clase semipresencial en los ocho municipios que ahora el Ministerio de Educación ha retornado a la modalidad a distancia por el aumento de la positividad?

En este tipo de proceso no hay como esa garantía, porque tú estás ahora en la semipresencialidad y si el municipio sube (la tasa de positividad), entonces tienes que salir de la semipresencialidad. Sin embargo, los maestros lo han tomado justamente como mismo se previó en el protocolo. ¿Cómo lo han tomado? Que hay que estar evaluando permanentemente la situación del COVID-19 en cada lugar, porque donde la positividad se presente alta, lo saludable y lo recomendable es sacar inmediatamente esa demarcación, porque lo primero que hay que hacer es preservar la salud de la gente. De manera que para ese proceso de que entró y luego tendrá que salir, hay que estar definitivamente preparado porque la salud es primero.

Comentar/Ver Comentarios