Johnny Ventura

República Dominicana

Era incapaz de retirarse, aunque periódicamente anunciara una gira de despedida. Era su vida, la política nunca desdibujó una personalidad artística arrolladora.

Era merengue, música, ritmo y baile. Capaz de conectar con públicos muy diversos y de diferentes generaciones siempre desde la actitud del que entiende el arte como noble oficio.

Johnny Ventura tuvo una relación muy feliz con la prensa. Era famoso pero no divo, simpático sin perder la naturalidad, siempre dispuesto a tomar una llamada.

Es difícil llegar a comprender el camino: desde aquel niño que vendía carbón al joven que soñaba con estudiar arquitectura, al músico que grabó (eso es trabajar) más de cien discos. Y luego el abogado, el político que ganó la sindicatura de Santo Domingo y que llegó a ser reconocido por el Congreso de los Estados Unidos...

Diario Libre quiere hacer llegar el más sentido pésame a su viuda doña Josefina Flores, su compañera de vida por más de 50 años y a su familia. Hoy es un día para escuchar otra vez la inagotable y profunda alegría de Johnny Ventura.

Comentar/Ver Comentarios