Acabar con el serpentario, ¡que así sea!

Santo Domingo

Nunca como ahora el tema de la reforma policial había concitado tanto interés en la población dominicana como ocurre en la actualidad y, claro está, todos sabemos que no se trata solo de la sustitución de Edward Sánchez González, que tenía justo un año y dos meses en el cargo, por Eduardo Alberto Then.

En una suerte de confesión pública, el general Then dijo que desde el 1982 hasta la fecha, sigue viendo la misma Policía que vio como cadete y que ahora se encuentra peor, y que a su paso por la Policía ha tenido que estar como “una culebra para no entrar a un sistema maldito” que ha existido en la institución.

El país está abocado a la realización de una reforma policial integral, y a tono con esa reivindicación nacional, en abril del presente año, el presidente Luis Abinader designó y juramentó a la comisión encargada de proponer las transformaciones a que será sometida la institución, para enfrentar el clima de inseguridad que afecta al país, y que ha segado miles de vidas útiles.

Cabe destacar que, entre las personalidades que tienen sobre sus hombros presentar el informe de propuesta de reforma policial figuran el arzobispo de Santo Domingo, monseñor Francisco Ozoria; Manuel María Mercedes, Pedro Brache, José Luis Mendoza, Mu-Kien Adriana Sang Ben, Héctor Guerrero Heredia y Osvaldo Santana.

Creo que fue una decisión valiente por parte del jefe del Estado sentar las bases para iniciar un proceso como este, que es difícil de ejecutar, por sus complejidades e implicaciones en los órdenes económico, legal y administrativo; por solo señalar algunos elementos.

Se recuerda que, al momento de designar la comisión, el presidente llegó a decir que la situación (de inseguridad) podría empeorar en el país incluso antes de empezar a mejorar, debido a que hay “muchos intereses en juego”.

La sociedad debe estar vigilante para acompañar a las autoridades en todo el proceso y discusiones que se realizan, sobre todo en lo que implica crear un país seguro al estilo de naciones organizadas, con una policía que esté del lado del ciudadano para ofrecer seguridad.

Comentar/Ver Comentarios