El PRM se prepara en el Congreso

República Dominicana

La dirección del oficialista Partido Revolucionario Moderno (PRM) decidió apostar a sus mejores cartas al frente de las cámaras legislativas. Va a repetir un año más con Eduardo Estrella, en el Senado, y Alfredo Pacheco, en la Cámara de Diputados; lo hará porque necesita a dos legisladores con su experiencia y el respeto ganado entre sus compañeros para poder pasar medidas importantes que serán elementos de debates y controversias.

El anuncio que hizo la cúpula del PRM, encabezada por su presidente José Ignacio Paliza, provocará disgusto en gente con aspiraciones legítimas, pero la decisión fue inteligente en el ámbito político y de gestión de gobierno, porque mantiene cohesionada la coalición de partidos que alcanzó el poder y facilitaría a su gobierno la aprobación de iniciativas que va a necesitar para poder seguir gobernando un país que la pandemia del COVID-19 ha sumido en una de sus peores crisis.

¿Por qué Eduardo Estrella? Porque el PRM garantiza a un aliado importante en una posición de primer nivel, muy estratégica y porque necesita en el Senado a un senador que tenga la experiencia, el respeto de sus compañeros y la autoridad necesaria, por los debates que vendrán a la hora de conocer proyectos que están en esa cámara y otros que llegarán para enderezar la economía dominicana. No visualizo ahora mismo alguien más que le garantizara eso al oficialismo.

Con relación a Alfredo Pacheco, es un diputado con experiencia dirigiendo la Cámara de Diputados, porque lo hizo en el pasado y sorteó situaciones muy difíciles. Ahora acumula más experiencia, ha demostrado capacidad de concertación, tiene conexiones directas con los cinco principales líderes políticos del país y conoce cómo actúan los diputados, qué los mueve y cómo se pueden convencer a la hora de aprobar proyectos importantes y de interés.

El Congreso Nacional será, a partir del próximo año, el escenario principal para el debate político y el punto de partida para la campaña electoral que esta vez comenzará más temprano. El gobierno tendrá que enviar una reforma fiscal para enfrentar la crisis que ha dejado la pandemia y que ha postergado para evitar revueltas parecidas a las de Colombia y otros países; para dirigir ese proceso necesita a sus mejores cuadros, porque lo que vendrá no será fácil dentro y fuera del Congreso, la oposición jugará con sus mejores cartas y tratará de capitalizarlo políticamente.

Además, el Congreso Nacional tendrá que sortear la reforma a la Ley de Seguridad Social, la iniciativa populista para que se devuelva a los trabajadores el 30% de los fondos de pensiones, el Código Penal Dominicano, el Presupuesto de la Nación que será más deficitario y con más endeudamiento incluido, la Ley de Agua y otros proyectos. Son solo algunas de las iniciativas que marcarán la agenda política, el Congreso Nacional será el campo de las primeras batallas electorales del 2024 y allí se necesitará de gente con la capacidad, la experiencia, el liderazgo y la frialdad necesaria.

Reelegir a Eduardo Estrella en la presidencia del Senado y Alfredo Pacheco en la Cámara de Diputados es una salida inteligente, parece muy bien pensada y una movida política con la que el oficialismo se prepara para uno de los escenarios más complicados que se proyecta para el próximo año y que si no se maneja bien puede crearle serios problemas. El Congreso Nacional será el escenario y el centro de estrategia que tomará la oposición para enfrentar al oficialismo e ir marcando las pautas que irán definiendo el proceso electoral venidero. En ese escenario, Estrella y Pachecho serán piezas claves para el oficialismo y la estabilidad del gobierno.

Comentar/Ver Comentarios