Sepelio

Charlie Amarante y la lucha de su familia para sacarlo del alcoholismo

  • El intérprete de 'La fosforera' fue sepultado en Moca
  • El merenguero grabó temas del fenecido director de Diario Libre, don Adriano Miguel Tejada
Santo Domingo
El cantante Charlie Amarante estuvo sumergido en el alcoholismo por décadas sin lograr recuperarse.

Fueron sepultados los restos del merenguero Charlie Amarante (Chelo) en su natal Moca, provincia Espaillat.

El cantante, que popularizó merengues como “La fosforera”, “Se fue la luz”, “La ley del embudo”, o “Se hunde el barco” en la orquesta del maestro Luis Ovalles murió la noche del domingo en su pueblo.

En un reportaje publicado en el canal de YouTube de República Merengue, en voz del periodista Rafael Martínez, se informó que fue despedido a ritmo de los temas que popularizó en los años 70 y 80, y fue velado en la funeraria municipal.

Fue conducido por la calle Imbert, de Moca, hacia su última morada, en el cementerio municipal. El video muestra a una cantidad de comunitarios y familiares expresando el último adiós.

Su alcoholismo

El intérprete de "La fosforera" padeció por años de alcoholismo pese a los esfuerzos de la familia por rehabilitarlo. Esta enfermedad le impidió seguir desarrollando su carrera como artista y hasta desmejorar su aspecto físico, y por supuesto, su salud.

"Se fue su alma, su cuerpo. Su obra, sus canciones, todo el cariño que Chelo regó en la vida sigue con nosotros. Paz a su alma", expresó el maestro Luis Ovalles, dueño de la orquesta en la que militó Charlie.

De su lado, el exministro de Educación, Carlos Amarante Baret, dio un emotivo discurso sobre la vida de su primo hermano, a quien ayudó a combatir la enfermedad de alcoholismo que lo alejó de los escenarios y de la vida productiva.

"Chelo, como le decimos familiarmente, era muy comprometido con su madre, fue un hijo muy responsable con ella. Chelo tuvo sus hijos, pero, cosas de la vida, la música y el ambiente que se crea, muchas veces deja secuelas negativas en la vida de los artistas. Nuestro querido hermano, en esos andares de la música, probó el alcohol, y el alcohol le hizo mucho daño", dijo.

El político siguió narrando: "Aprendimos a convivir con él, con su enfermedad, no era fácil para la familia, sobre todo para Carmen, y luego para sus hijas, pero entre todos hicimos un gran esfuerzo; para cuidarlo, para protegerlo lo más que se pudiera".

Dijo que en una ocasión, en los años 90, se lo llevó a trabajar, luego a mediados del 2013, y hasta lo llegaron a internar en una clínica, y pudo mejorar un poco.

"Nosotros, la familia Amarante, nos sentimos satisfechos y hoy al él marcharse físicamente de nuestras vidas lo que va a perdurar es su recuerdo, el recuerdo de un gran artista, porque decía el maestro Luis Ovalles era una de las voces más afinadas que había en República Dominicana".

Expresó que el cantante es un referente del pueblo mocano por sus interpretaciones. Lo definió como un hombre alegre y contento.

En una de sus últimas entrevistas, Charlie Amarante dijo que no tomaba alcohol porque fuera depresivo o por un amor no correspondido. “Tomo porque me gusta el aguardiente”, señaló.

En una búsqueda en YouTube puede verse que entre sus pocas apariciones en televisión nacional fue en “De extremo a extremo” en el año 2013 cantando “Vagabundo”, y aunque lucía envejecido y maltratado por su enfermedad, su voz seguía casi intacta y con mucho ánimo al cantar, como si reviviera aquellos tiempos.

En diciembre de 2019 se hizo viral una entrevista de que Charlie vivía en condiciones precarias. Sin embargo, familiares negaron que viviera en el abandono, sino que el propio cantante se negaba a visitar el barbero y a vestir ropas adecuadas, sólo por capricho, pero no porque su familia no le prestara atención.

“A mí lo que me gusta es el trago y si aparece aguardiente me lo bebo”, aseguró en una entrevista para el canal de You Tube “Los clásicos de Joan Abreu”.

“De la única cosa que yo sufro es de la resaca y se me quita con dos tragos. Lo único que pido a la vida es que me dejen beber tranquilo”, fueron sus palabras en dicha entrevista.

Otros temas

La primera grabación de Charlie fue “Palo bonito”.

Su primo, el político Amarante Baret concuerda con la historia de que cuando Luis Ovalles lo escuchó cantar ese merengue hizo que él lo grabara porque le gustó más que el original, y desde ese momento grabó los hits de la orquesta que llegó a ganar Premios Casandra.

El intérprete de “Vagabundo”, cuyo tema es como si fuese una premonición de su vida, grabó varias composiciones del pasado director de Diario Libre, el fenecido don Adriano Miguel Tejada, también destacado munícipe mocano, y los temas fueron “Ciprián Bencosme” y “El ingenio”, según reveló Amarante Baret.

“Creo que luego de que mi primo no pudo estar más en la agrupación, Luis Ovalles decidió cerrar la orquesta”, dijo en el sepelio.

Otros temas que popularizó fueron “Las mujeres no son de nadie”, “Qué dirán los vecinos”.

El también exministro de Interior y Policía lo ayudó en su proceso de desintoxicación y lo empleó como seguridad de una escuela en Santo Domingo cuando era ministro de Educación (ejerció del 20 de julio de 2013 al 16 de agosto de 2016).

Fue el primer nieto de la familia Amarante. De niño fue víctima de polio, y fue operado. Asimismo, fue muy querido en su pueblo natal.

Artistas como Sergio Vargas y Fernando Villalona lamentaron su partida.

A continuación, el video publicado por República Merengue.

Charlie Amarante grabó composiciones del pasado director de Diario Libre, el fenecido don Adriano Miguel Tejada: “Ciprián Bencosme” y “El ingenio”, según reveló Amarante Baret.

Comentar/Ver Comentarios