Revista

Sacerdote: Johnny Ventura fue un “hombre de Dios”

  • En el cementerio las personas se detienen en sus vehículos para observar su sepultura
Santo Domingo
1/3
El sacerdote Mario de la Cruz durante la primera misa por el fallecimiento del merenguero Johnny Venura en la parroquia Divina Providencia, en Arroyo Hondo.

Hoy, a las 11:00 de la mañana, se realizó la primera misa por el deceso de Johnny Ventura en la Parroquia Divina Providencia ubicada en Arroyo Hondo.

El sacerdote Mario de la Cruz se refirió al intérprete de “merenguero hasta la tambora” como un “hombre de Dios como su nombre (Juan de Dios Ventura) lo indica y que darle ese honor también a nivel espiritual ofreciéndole eucaristía para que el Señor lo tenga gozando de la vida eterna”.

Durante la misa dos mujeres le rindieron homenaje con una danza cristiana de una canción interpretada a Jesucristo en la que Johnny Ventura participó junto a otros artistas.

“Para él fue algo muy bonito formar parte de esto. Fue una persona muy servicial, siempre dispuesto para el país”, manifestó el padre Mario de la Cruz.

A la misa asistieron Nelly Josefina “Fifa” Flores, viuda del cantante, su hijo Jandy Ventura y demás familiares, así como residentes de zonas aledaños.

Personas se detienen a mirar su sepultura

El panteón donde descansan los restos de Juan de Dios Ventura, mejor conocido como Johnny Ventura, está este domingo adornado de arreglos de rosas blancas, velones y las miradas curiosas de personas que se paran en sus carros para ver la sepultura donde yace el padre del merengue moderno, en el cementerio Cristo Redentor.

Después de tres días de honras fúnebres, que culminaron ayer sábado con un velatorio popular en el Palacio de los Deportes Virgilio Travieso Soto, los restos del popular merenguero yacen en su final morada.

“Ha sido una pérdida muy dolorosa para el pueblo dominicano. Un hombre humilde, sencillo, afable” así lo describió la admiradora de su música Daysi Martínez, quien fue a ver a su madre y le encendió un velón a Johnny Ventura en compañía de su esposo frente a su lápida.

Comentar/Ver Comentarios